Copy
View this email in your browser
TODAS LAS COSAS les ayudan a bien...
La semana antepasada estuve hablando con otra misionera en Proyecto Miqueas y ella me preguntó como manejo mis sentimientos y emociones cuando las cosas no salen como quisiéramos que salieran.
 
Permítenme retroceder un poquito. El ministerio de amar a chicos quienes han sido lastimados, abandonados y/o abusados por las mismas personas quienes debían protegerlos en su crianza es un ministerio un poco difícil. A veces les cuesta recibir el amor que les damos. A veces ellos saben que necesitan lo que les ofrecemos, pero la atracción de las adicciones de sus pasados es demasiado para ellos y se rinden a las calles - y al enemigo - y se van. A veces cuando se van solo es por unos días y después se dan cuenta de que cometieron un gran error y regresan a casa. Pero a veces es más complicado que eso - mucho más complicado. En Miqueas, normalmente solo dejamos entrar a un niño cada cuantos meses porque queremos darle tiempo para desintoxicarse de las drogas y estabilizarse antes de introducir otro niño nuevo, el cual siempre causa un poco de caos y perdemos un poco la rutina por un tiempo. Pero en los ultimos meses hemos visto una necesidad y una desesperación de parte de varios niños que necesitaban esa oportunidad, así que se la ofrecimos a varios... a todos los que estaban listos para aprovecharla. Las cosas iban bien al principio, pero no pasó mucho tiempo antes del primer crisis. Y después otro y otro y otro. Los nuevos chicos estaban desintoxicando del efecto de las drogas. Otros chicos que ya llevaban bastante tiempo en el proyecto estaban ansiosos por regresar a la calle. Y en medio de todo esto, Jeferson, un chico de catorce años quien había estado en este mismo ciclo complicado por un año y medio y en ese momento estaba de regreso en las calles, fue asesinado a balazos.
 
Los últimos meses han sido duros por decirlo así. Hemos estado  lamentando en varios sentidos. Lamentamos la vida de Jeferson terminada a tan corta edad – el cuarto muerte de un ex-chico de Miqueas en menos de dos años. Lamentamos malas decisiones que llevan a consecuencias terribles. Y nosotros como familia, aún mientras anticipamos con mucha esperanza lo que Dios va a hacer a través de Micah Life en El Salvador; lamentamos la pérdida de nuestra comunidad tan unida que hemos dejado en Honduras.
Entonces COMO manejamos nuestras emociones cuando las cosas no salen como las planificamos?

La respuesta que le di a ella fue algo así...
 
Lastimosamente es fácil endurecer tu corazón y querer dejar de dar mucho amor como un intento de proteger tu propio corazón de ser roto por las malas decisiones de los que amamos. Y muchas veces yo he usado esa táctica. Pero recuerdo las palabras de un poema escrito por Alfred Lord Tennyson que dice "Es mejor haber amado y perdido que jamás haber amado"

No podemos dejar de amar a estos chicos solo porque en nuestro egoísmo no queremos salir lastimados. Tenemos que seguir derramando ese amor y confiar que Dios seguirá llenándonos con más amor para dar. Lo admito, yo fallo en este sentido a diario. Después de siete años y medio en esta montaña rusa de emociones, ya no hay mucho que me sorprende. Pero a la vez, quiero que mi corazón se quebranta con las mismas cosas que quebrantan el corazón de mi Padre.
 
Para mí personalmente, una de las características de Dios por la cual me siento tan segura y tan consolada es Su soberanía. Yo creo que Él tiene todo el control sobre el universo y todo lo que hay en él. Sí, creo que Él nos da libre albedrío, pero a la vez pienso que nunca podemos hacer algo tan malo que lo sorprende o que impide Su capacidad de utilizar cualquier situación por nuestro bien y por Su gloria.
 
Nos promete “Y sabemos que a los que aman a Dios,TODAS LAS COSAS les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” -Romanos 8:28 (énfasis mío)

Así que aún cuando algunos chicos se dan por vencidos y regresan a las calles, aún cuando los crisis y las malas decisiones parecen ganar la batalla, y me atrevo a decir que aún cuando la vida de un joven termina demasiado pronto, yo creo que Dios tiene un plan y un propósito en todo eso. A veces cuesta confiar porque no vemos Su plan o Su propósito en el momento. Existe la posibilidad que nunca lo veremos en esta vida. Pero saber que esto es Su promesa me da tanta paz en medio de estas tormentas. Yo creo que no hay ninguna situación o circunstancia que Dios no puede utilizar para nuestro bien y para Su gloria. Así que cuando las cosas parecen estar saliendo todo mal, podemos seguir confiando que Él es soberano y que Él está haciendo algo bueno, aún si no sabemos que es.
Adelantémonos unos días después de esa conversación con mi amiga y por supuesto Dios me da la oportunidad de practicar lo que le había estado diciendo...
Jueves en la mañana mi mamá y mi hermana llegaron a Tegucigalpa como habíamos planificado. Pasamos el resto de la tarde y la siguiente mañana etiquetando las cosas como habíamos planificado.
Jueves en la noche nos hicieron una linda despedida en Proyecto Miqueas como habían planificado. (Pueden ver el video que nos hicieron aquí.)
El viernes por la tarde llegó el camión de mudanzas y subimos todas nuestras cosas como habíamos planificado. Y el sábado muy temprano salimos para la frontera entre Honduras y El Salvador como habíamos planificado.
Después llegamos a la frontera y entonces las cosas comenzaron a no salir como habíamos planificado.
 
Llegamos a la frontera a las 10:00am el sábado. Después de pasar por migración sin complicaciones nuestro camión de mudanza fue detenido en aduanas. Habíamos hecho todo que nos dijeron que hiciéramos de antemano, incluyendo una lista detallada y enumerada de todas las cosas que venían en el camión - la cual fue aprobada y sellada por el consulado de El Salvador en Tegucigalpa. Pero por alguna razón los agentes de aduanas no querían dejarnos ir. Después de 8.5 horas de confusión, papeleo y más confusión, nos permitieron bajar un par de maletas y el corralito de Ian del camión y enviaron el camión a otra oficina de aduanas mas cerca a la capital. Por fin llegamos a nuestro destino a las 12:30am, pero con poco más que la ropa que llevábamos puesto.
 
Y ahora hemos comenzado la espera para ver si nos devuelven las cosas y cuando. Izzy fue a la oficina de aduanas varias veces la semana pasada y estamos esperando a ver que deciden acerca de como califican nuestras pertenencias y cuales impuestos y multas tendremos que pagar.
 
Pero aún en medio de estas circunstancias desafortunadas, Dios sigue siendo fiel. Amigos y familiares nos ofrecieron un lugar donde quedarnos en los primeros días. Nos han prestado camas, sillas, sábanas, trastes y una mini-refri para poder comenzar a vivir en nuestra propia casa. Y gracias a la generosidad de muchos, pudimos comprar un carro usado porque tuvimos que dejar nuestro carro en Honduras.
 
Las cosas no han salido según [nuestro] plan, pero confiamos que Dios está haciendo algo aquí, aún si no sabemos que es todavía. Confiamos que Él sigue siendo soberano y que Él está trabajando en TODAS LAS COSAS para bien. Tenemos paz si resulta que nunca volveremos a ver nuestras cosas, pero tenemos esperanza que no tendrá que ser así. Solo digo que si hubiera pasado por mi mente que esta situación podría pasar, hubiera empacado las cosas de una forma diferente y hubiera traído mas de las cosas importantes con nosotros en el busito y no en el camión. Pero de todos modos, confiamos que Dios sigue trabajando y le alabamos en medio de esta tormenta.

Gracias por acompañarnos en esta aventura. Creemos que tus oraciones por nosotros nos han dado las fuerzas para seguir adelante en medio de circunstancias difíciles. Por favor, no dejes de orar por nosotros! Necesitamos tus oraciones más que nunca.
 
Para alabarle!
  • Llegamos con bien a El Salvador y estamos acostumbrándonos a nuestro nuevo hogar.
  • Dios es soberano y es bueno.
  • Muchas personas han sido generosas en proveer las cosas que nos hacen falta.
Peticiones de Oración
  • Une respuesta definitiva de aduanas en cuanto a la recuperación de nuestras pertenencias (y que no sea una cantidad enorme de dinero que pagar).
  • Paz y confianza continua en la mano de Dios trabajando aquí.
  • Necesitamos reparar y vender nuestro carro en Honduras.
  • Que podamos mantener nuestro enfoque en Cristo y no en nuestras circunstancias.
No olvides suscribirte a nuestra lista de correos si no lo has hecho aún. Y así no perder nada! 
Les amamos y estamos tan agradecidos por su amor y apoyo. Oramos que les bendice saber que tal como Dios tiene el control de nuestra situación, Él tiene el control de la tuya también, sea lo que sea... así que no hay nada que temer!
 
Con amor,
Izzy, Jenna & Ian Zaldaña
es.micah.life
Compartir
Tweet
Enviar
Copyright © 2017 Micah Life, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list

Email Marketing Powered by Mailchimp