Copy
Ver en el navegador

observando

Recopilación de links que podrían interesarte

Por Axel Marazzi


Canción de la semana: Chachachá – Jósean Log

1. Burbuja social

Los gobiernos están experimentando e intentando encontrarle la vuelta a la pandemia y al aislamiento social. ¿Cómo hacer que las personas puedan seguir viéndose entre ellas sin ponerlas en riesgo a que se infecten, contagien a otros y la cantidad de enfermos y muertos aumente exponencialmente?

En los últimos días se empezó a hablar sobre un concepto que me parece muy interesante llamado burbuja social. Resumiendo, lo que reza esta medida que tomaron gobiernos como el de Nueva Zelanda o Bélgica es pedirle a sus ciudadanos que elijan un grupo pequeño de personas con las que relacionarse fuera de sus hogares durante la desescalada.

Se tratarían de grupos pequeños y, sobre todo, fijos con los que podríamos relacionarnos. Y tiene lógica. Si todos los miembros de ese grupo cumplen a rajatabla con la burbuja social y no ven a nadie más que a esas personas sanas, la posibilidad de contagio se reduce drásticamente.

La intención es lógica. No podemos estar aislados sin contacto con nuestros amigos o familiares hasta que aparezca una vacuna. Eso los gobiernos lo saben y en vez de aceptar que sus ciudadanos empiecen a romper la cuarentena después de determinado tiempo, les dan la posibilidad de elegir un grupo reducido de personas con las que poder juntarse y al mismo tiempo se mantengan lo más seguros posibles.
 

2. Cómo cambiarán las oficinas después de la pandemia

Si hay algo que me llama la atención de lo que estamos atravesando es el futuro. Se podría resumir en una pregunta: ¿Cómo será nuestra vida después del coronavirus? Tengo dudas en relación a cómo actuaremos, a si el distanciamiento social habrá llegado para quedarse, a si nos seguiremos abrazando y besando tanto como antes. Calculo que todo dependerá de cuánto tarde en llegar la vacuna y el acostumbramiento que generemos en ese tiempo. Pero otra de las cosas que me parece interesante es cómo será volver al día a día laboral cuando las diferentes sociedades empiecen a abrirse. Y Eric Schmidt, ex CEO de Google y una de las personas más importantes dentro del mundillo de Silicon Valley, habló al respecto.

Operarán de diferentes maneras. Tendremos que volver a imaginar cómo funciona nuestro lugar de trabajo. Tendremos que descubrir cómo hacer que las personas vuelvan a edificios a los que tienen miedo ir. Supongo que tendremos más demanda de espacio para oficinas, no menos, porque la gente querrá distanciarse del otro. Tendremos que pensar que la gente no querrá estar en el transporte público por mucho tiempo y por eso tendremos que repensar realmente cómo operan las empresas.

En las últimas semanas estuve entrevistando a algunos referentes tecnológicos de la Argentina para FUTURO, el newsletter que hago para RED/ACCIÓN, en relación a cómo ven el marco tecnológico en el medio de la pandemia y algo en lo que coinciden todos es que el home office llegó, en general, para quedarse. ¿Será realmente así? ¿Las compañías van a preponderar el cuidado de sus empleados y su miedo a estar rodeado de personas y permitirles que trabajen desde casa o desde el día que la pandemia no sea más que un recuerdo todo volverá a la normalidad? Son dudas que tengo y que probablemente nadie pueda responder. Dudas que se van a resolver con el tiempo. Espero que sea lo primero, que las cosas cambien para que podamos cuidarnos un poco más, pero también tengo claro que no todas las sociedades ni las empresas son como las de Silicon Valley.
 

3. El arrepentimiento de Bill Gates

Bill Gates viene hablando sobre pandemias hace muchísimos años. Ya lo dije muchas veces, pero fue una de las primeras personas "famosas" y con real influencia en salir a decir, hace nada menos que cinco años, que lo próximo que mataría a miles, cientos de miles y hasta millones de personas no sería la tercera guerra mundial sino un virus. Y no es porque se convirtió en una especie de Nostradamus, sino porque era algo que los científicos venían diciendo hace todavía más tiempo. Él solamente se encargó de escucharlos, estudiar y comunicarlo. Y ahora dice que no fue suficiente. Que incluso siendo una de las pocas personas que se encargó de poner el tema en agenda, tendría que haber hecho más para poder lograr que los diferentes gobiernos, emprendimientos y compañías privadas trabajaran en prepararse más y que pudiéramos haber llegado a donde estamos hoy mejor parados.

Me siento terrible. El punto principal de hablar de eso era que pudiésemos tomar medidas y minimizar el daño.

Y obviamente, espera que en el futuro sea diferente.

Desearía que las advertencias que yo y otras personas hicimos hubieran llevado a una acción global más coordinada. Ahora espero que los líderes de todo el mundo, responsables de proteger a sus ciudadanos, tomen lo aprendido de esta tragedia e inviertan en sistemas para prevenir futuros brotes.

Esperemos que, después que pasemos por este temblor en la historia de la humanidad, empiecen a escucharlo. A él y a los científicos.
 

4. La maratónica tarea de mantenernos concentrados

En los últimos meses mantenerse concentrado se convirtió en una tarea maratónica. No solo lo que tiene que ver con lo laboral. Mantenerse concentrado haciendo cosas por placer como leyendo un libro, viendo una serie o incluso jugando videojuegos, se complicó muchísimo. Y no es algo que nos pase solo a algunos. Millones de personas se encuentran en la misma situación. Desde febrero a hoy creció un 300% la búsqueda “¿Cómo hacer que el cerebro mantenga la concentración?” y 110% “¿Cómo enfocarse mejor?”.

Para entender por qué no estamos pudiendo concentrarnos hay que entender algunas cosas básicas en relación a nuestro cerebro. La periodista Sarah Manavis, en un artículo para NewStatesman, lo explicó fácilmente consultando a una profesora de psicología y neurocientífica de la Universidad de Yale.

Lo básico que necesitas saber es que la corteza prefrontal del cerebro (que está detrás de la frente) procesa “funciones superiores”, como el pensamiento crítico, la inhibición de los impulsos y, crucialmente, la capacidad de concentración.
Cuando se enfrenta a un peligro físico inmediato, su corteza prefrontal se cierra para dar paso a las partes más primitivas del cerebro, las partes que pueden responder de manera rápida ante el peligro y protegernos.

Y ahí es donde entra lo que estamos viviendo:

Esto nos lleva a nuestra situación actual, en la que nos enfrentamos a un peligro continuo. En lugar de lidiar con el peligro inmediato y luego seguir adelante, estamos cortando la parte de nuestro cerebro que nos ayuda a pensar más allá de lo primitivo, por largos períodos de tiempo. Y nuestra capacidad de concentración se ve significativamente afectada.

Lo bueno es que no estamos solos.

Recomendar observando en Twitter

5. Un error en un algoritmo que te puede cagar la vida

Louise Matsakis es una periodista que vive en Brooklyn y, hace un tiempo, escribió un artículo donde contaba que MacKenzie Bezos, que se estaba separando de Jeff Bezos, el CEO de Amazon y quien es la persona más rica del mundo, iba a donar casi toda su fortuna, de alrededor de 36.000 millones de dólares. Nada raro. Es una nota que cualquier periodista que cubra ese tipo de temas podría haber escrito. Yo la podría haber escrito incluso. Lo curioso es lo que pasó a continuación.

Con el paso de los meses a Matsakis le empezaron a llegar muchos correos y llamadas telefónicas que no entendía. En casi todos ellos le pedían, de una u otra manera, dinero. Eso sí que es extraño considerando que el periodismo no es de esos oficios que te vayan a permitir regalar dinero a cualquiera que te escriba por correo electrónico. Como no entendía nada, empezó a investigar qué estaba pasando. La respuesta fue de lo más curiosa: Google la había confundido por MacKenzie Bezos.

Cuando alguien googleaba “MacKenzie Bezos phone number”, “MacKenzie Bezos contact”, o algo similar, los resultados daban como respuesta el contacto de la periodista. Los algoritmos de Google se habían confundido. Lo que pasó es que cuando publicaron el artículo que hablaba de la donación de MacKenzie, en el sitio de WIRED estaba el correo electrónico y teléfono de Matsakis. Tiene lógica. Muchos medios deciden poner esa información de sus periodistas para que le envíen pistas o le den feedback de sus publicaciones.

Con la pandemia todo esto del pedido de plata se complicó más. Matsakis dijo que en una semana recibió 100 correos electrónicos de personas que estaban en una situación complicada de dinero pidiéndole que los ayudaran. Lo peor de todo es que desde el buscador le dijeron que no podían hacer nada más que trabajar en mejorar sus sistemas para que este tipo de cosas no pasen.

Resumiendo, así es como un error en un algoritmo te puede cagar la vida.
 

6. Please Like Me

Hace mucho tiempo que un montón de gente me viene recomendando Please Like Me, pero por un motivo u otro –sobre todo porque no suelo ver comedias porque me aburren y no me dan risa en absoluto–, nunca la había empezado. El otro día dando vueltas por Netflix, que es algo así como el zapping de la modernidad –si sos un centennial probablemente ni siquiera sepas lo que es hacer zapping–, me la crucé y, reacio, puse el primer episodio. No podría haber tomado una mejor decisión.

El show gira no solo en torno a la vida de Josh Thomas –a quien en la primera escena del primer episodio la novia lo deja porque es homosexual– sino también al de todas las personas que son cercanas a él. A su madre, quien sufre de depresión e intentó suicidarse en varias oportunidades, a su padre, que parece no encontrarle la vuelta a la vida, a su mejor amigo Tom, quien sufre el desamor una y otra vez y a diferentes personajes que van entrando y saliendo de la serie como pasa en la vida misma. Please Like Me parece tomar una premisa que considero preciosa: mostrar el humor en el medio de situaciones dramáticas con las que todos nos topamos habitualmente en la vida.

Una de las cosas que más me gustó es que los personajes son increíblemente reales. En general no son buenas personas, son muy malos en algunas situaciones, descansan a todos y algunas veces querés matarlos, como pasa en todos los grupos de amigos y en todas la familias. Están lejos de la perfección que muchas veces vemos en las series y eso los acerca increíblemente. Tanto que, mientras la veía, sentía que eran amigos míos.

En enero Josh Thomas lanzó otra serie llamada Everything’s Gonna Be Okay que, dicen, tiene la misma onda que Please Like Me. Es probablemente el show que empiece a continuación porque Thomas me sorprendió increíblemente como lo hizo Phoebe Waller-Bridge con Fleabag y Crashing.
 

7. COLORS

Como quizás te diste cuenta, en las últimas ediciones de observando no solo abro el newsletter con un tema, sino también que suelo recomendar artistas, discos o recitales. Y ahora vengo con un canal de YouTube que es completamente espectacular que se llama COLORS y que presenta artistas jóvenes que la están rompiendo con un diseño minimalista espectacular. Se tratan de fondos de un color en particular, el artista solo en el medio con un micrófono que cuelga del techo y nada más. Por ahí pasaron algunos grosos como Billie Eilish, Mac DeMarco, Jorja Smith o Tom Misch.

¿Y los links sobre coronavirus?

Esta semana decidí –aunque quizás sea para siempre– sacar los enlaces relacionados al coronavirus. Ya estoy un poco cansado de la sobreinformación que hay al respecto. Todos, hace meses, estamos hablando de lo mismo sin parar un segundo incluso cuando esa información no suma para nada. Después de todo los que me parecen más relevantes suelo desarrollarlos un poco más acá arriba.

Quizás cambie esa lista por otra con enlaces a GIFs, videos, virales y contenidos que suelo ver en Reddit que me hacen reír, que hace falta mucho en esta época que atravesamos.

Otros enlaces que podrían interesarte

  1. Algunas de las fotos de los wallpapers que usó macOS a través de los años fueron sacadas por Steve Jobs
  2. Un tipo extrañaba mucho el pub al que iba habitualmente y decidió hacerlo en realidad virtual
  3. Si los pokemones fueran perfumes, ¿cuáles serían? Esos hilos de Twitter que no sabés que necesitás con el alma hasta que los tenés frente tuyo.
  4. Los sitios webs son cada vez más parecidos. Particularmente creo que es una tendencia que se repite y se copia. Como la moda.
  5. ¿Vieron los emojis de tijeras? Bueno, están todos mal hechos.
  6. Gracias a un tuit de Fede Kukso llegué a un subreddit donde listan cómo se ríen a través de internet en diferentes lugares del mundo
  7. La sobreinformación es otro de los grandes problemas de nuestros tiempos y este artículo intenta contestar una pregunta interesantísima: ¿Podemos escapar de ella?
  8. Se cumplieron 20 años del virus Love Bug, uno de los más famosos de la historia que robaba contraseñas que le permitieran al creador conectarse a internet gratis. Hoy el que lo hizo, un filipino de 44 años, trabaja arreglando celulares.
  9. La pandemia reveló la debilidad de los “hombres fuertes”
  10. Actores de Harry Potter leen capítulos del libro

Autobombo


+ CUR!OUS

Como probablemente ya sepan porque lo anunciamos con bombos y platillos por todos lados, con Valentín hace un tiempo estamos haciendo un newsletter para el Banco Interamericano de Desarrollo que se llama CUR!OUS y donde tocamos temas relacionados, de alguna manera, al futuro. Ahí escribimos sobre diseño, tecnología, ciencia, filosofía y todo lo que, de alguna manera, nos atraviesa y cambia nuestra cotidianidad.

Ahora al árbol de CUR!OUS le creció una nueva y preciosa rama, porque nació la versión podcast. La venimos laburando hace muchísimo y, entre nosotros, hicimos cuatro demos hasta que llegamos a la versión final donde encontramos la voz que nos parecía correcta, la duración y el guión. El primero tiene como protagonista a la inteligencia artificial. Espero que les guste.

Además, salió una nueva edición del newsletter donde tocamos temas como iniciativas latinoamericanas contra la pandemia, el delivery en este contexto, Bill Gates y lo que piensa sobre el futuro de las sociedades post-coronavirus y más. Además, acá pueden ver las ediciones anteriores. Muchos de los temas que desarrollamos son atemporales, así que quizás te interese alguno.
 

+ FUTURO

Esta semana abrí la nueva edición de FUTURO con la movida que están llevando a cabo Bill Gates y Eric Schmidt para prevenir la próxima pandemia. Además, le hice algunas preguntas a Pablo Sánchez, amigo de la casa, founder y CTO de Brubank, un banco 100% virtual sin oficinas que funciona a través de una app y que amo y uso habitualmente, hablo un poco de cómo la realidad virtual se “perdió” la pandemia y una movida que está llevando a cabo Facebook en Perú para darle conectividad a personas que no la tienen.
 

+ Idea Millonaria

Nueva semana nuevo episodio del mejor podcast del universo. Ahre. Hablamos de Please Like Me, como no podía ser de otra manera, de la filosofía de no hacer nada y de disfrutar lo que ya hicimos en vez de estar pensando en hacer más y más y más y más, contestamos algunas preguntas y charlamos de cómo nació CUR!OUS versión podcast.
 

+ Soltá los billetes

Si te gusta observando y querés colaborar con el proyecto para que yo no sea el único que les financie la universidad de los hijos de los creadores de Mailchimp, podés hacerlo. Acá todas las opciones. Y si no te gusta tanto como para poner guita pero sí para recomendarlo, podés tocar el botón que te dejo acá abajo para hacerlo en Twitter.

Recomendar observando en Twitter

Si hay algo que quieras decirme, podés hacerlo contestando este correo. También podés encontrarme en Twitter e Instagram. Si te gustó observando, compartilo y si te gustó mucho, pero mucho mal, podés colaborar con el proyecto.

¿Querés modificar la manera en la que recibís observando?
Podes actualizar tus preferencias or desuscribirte.