Copy
Ver en el navegador
Por Axel Marazzi

1. Love, Death & Robots

La segunda temporada de Love, Death & Robots la estaba esperando hace tiempo. Desde que terminé la primera, en realidad. Si no tenés idea de qué va el show, se trata de una serie de animación hecha por Netflix atravesada por, justamente, amor, muerte y robots.

La curiosidad que tiene es que son episodios cortos. Muy, muy cortos. De hecho hay uno en esta temporada que dura solo siete minutos (al que si le sacamos la introducción y cierre queda en unos cinco minutos o menos). Por ese motivo maratonearla es casi un chiste. Toma menos de dos horas ver toda la temporada que, lógico, tiene algunas joyitas increíbles como otras que no lo son tanto.

El que más me gustó fue The Drowned Giant, un episodio escrito y dirigido por Tim Miller, uno de los creadores del show. Este capítulo, muy literario y que es completamente narrado por la voz en off del protagonista, es una crítica por un lado a la sociedad actual, a cómo las cosas nos interesan cuando solo son una novedad y van quedando en el olvido a medida que pasa el tiempo y nos acostumbramos, y por el otro, a la finitud de nuestro propio cuerpo, a nuestra propia desaparición.

Hay otros que aburren un poco, como Automated Customer Service o Life Hutch, que básicamente cansan porque tienen la misma premisa: robots asesinos que quieren matarnos porque funcionan mal.

Y si bien tiene sus episodios buenos y malos, sin duda el balance es super positivo. Ojo, la primera me pareció mejor y el episodio que más me gustó de toda la saga sigue siendo Zima Blue –que volví a ver este fin de semana– y ese concepto de, después de haberlo tenido todo, querer volver a la nada que desarrolla a lo largo de todo el episodio el protagonista.

¿El mejor momento distópico de esta temporada? El de las frutillas.

2. Feeling Through

¿Cómo puede un corto de solo 18 minutos contarte tanto? Eso fue lo primero que pensé cuando terminé de ver Feeling Through, un film hecho por Doug Roland donde se cuenta la historia de un joven sin techo, Tereek, y de Artie, un hombre ciego y sordo, que, de casualidad, se encuentran en una esquina de New York. Tereek no tiene dónde ir y Artie está esperando que alguien lo ayude a ir hasta la parada del colectivo que tiene que tomarse para ir a su hogar.

Desde ese momento y en unas pocas situaciones muy profundas se arma una relación de confianza y bondad que nos abre la puerta a un mundo que muchos desconocemos como es, primero, la vida de un joven sin techo que tiene que pasar la noche vagando y, segundo, lo que tiene que atravesar una persona sorda y ciega para solo poder volver a su hogar.

Una gran parte del film está enfocado en las decisiones morales de Tereek, en cómo esas decisiones complejas cambian su situación completamente pero al mismo tiempo lo vuelven una persona más empática con intención de ayudar a alguien que, de otra manera, no podría volver a su hogar.

Un corto terriblemente profundo. Triste pero, también, esperanzador.

Colaborá con observando

Si te gusta lo que hago, podés colaborar con observando suscribiéndote con tarjeta de crédito, con tarjeta de débito o, si estás fuera de Argentina, a través de Patreon o PayPal. Vas a estar ayudándome mucho.

3. Quienes fuimos

Te traduzco la última entrega del gurú de observando, Nick Cave, sobre la propia idealización y la añoranza por quiénes fuimos.

¿Cómo encontrarte a vos mismo de nuevo cuando sentís que te alejaste tanto de quien solías ser?
Querida Sarah,
La persona que pensás que fuiste desapareció y nunca más va a volver. La impresión idealizada de nosotros mismos en el pasado que compite con tu presente es un espejismo. Cada momento que vivimos es un rápido e impactante abandono de tu última versión. Estamos siempre 'alejándonos de la persona que solíamos ser'. Somos entidades autónomas que recorren el tiempo, amarrados solo al eterno presente.
No deberíamos intentar regresar a un pasado que ya no existe, o aferrarnos a un futuro que está para siempre fuera de nuestro alcance, sino que deberíamos viajar a lo largo de nuestros propios ejes internos hacia una parte más significativa de nuestro presente.
Podemos sentir tristeza por lo que perdimos en el pasado: nuestra libertad, nuestro vigor, nuestros valores, nuestra alegría, nuestra apertura a la vida, pero el arrepentimiento puede ser un indicador maravilloso de cómo mejorar la condición actual de nuestras almas. En lugar de permitir que estos lamentos nos traguen, podemos permitirles que identifiquen nuestras necesidades actuales. Podemos recuperar estas partes perdidas de nosotros mismos y vivirlas de una manera más sabia y experimentada, en lugar de perder tiempo precioso en una competencia inútil con el pasado.
Esta llamada a la aventura puede comenzar de inmediato. Podemos cambiar gradualmente la dirección de nuestros impulsos hacia lo mejor, en lugar de lo peor, y no dejarnos consumir por nuestros lamentos, sino ser mejorados por ellos.
Nick

4. Army of The Dead

No sé nada de Zack Snyder. O lo que sé en realidad lo aprendí gracias a Valentín en Idea Millonaria. La verdad es que no me importa su carrera porque, también, no me importa tanto el cine en general y mucho menos los superhéroes. Pero tengo un guilty pleassure que sí amo del cine: los zombies y las películas de grandes robos.

Me encantan los films como Ocean’s Eleven o 21 Days. Por eso cuando Valen me dijo que Snyder había lanzado Army of The Dead, una película que tenía lo mejor de ambos mundos, lo convertí en mi plan de viernes –a los que se sumaron unos tacos increíbles que cociné con Maca–.

La película es espectacular. No es cine de autor, obviamente, pero es absolutamente entretenida. ¿El argumento? Las Vegas se contamina mal de zombies. Al punto que termina siendo “su” ciudad. Y está tan infestada que la solución que encontró el gobierno yankee es tirar una bomba nuclear para solucionar el problema. El tema es el siguiente: ¿qué pasa con los cientos de millones que hay en la bóveda más grande de la ciudad? Un squad de ex militares muy copados entran a intentar llevarse unos palitos verdes.

Para resumir: es una película de zombies muy bien contada y muy divertida. Planazo para el domingo.

QUOTE

"I'm going to spare the defeated, I'm going to speak to the crowd. I'm going to teach peace to the conquered, I'm going to tame the proud".

— Bob Dylan

Compartir

Otros enlaces

  1. Uno de los grandes problemas de las cryptos es la contaminación que produce minarlas. En Coin Carbon Cap se muestra la huella de carbono de las más famosas.
  2. Hay un canal de YouTube que se llama Without Music que presenta videos de música, justamente, sin música y con sonido ambiente. Puede sonarte a una boludés, pero es una obra de arte. Yo me metí en esta falopita con “This Is America” de Childish Gambino.
  3. Todos los faros que hay en el mundo.
  4. Las 25 ediciones que definen los videos en internet y cómo crean un vocabulario ingenioso y absurdo.
  5. Un mapa de Internet 2021.
  6. Esta semana Bob Dylan cumplió 80 años y en Stereogum 80 músicos eligen su canción favorita del artista.
  7. Un hilo con mapas curiosos.
  8. Muy interesante la idea de crear audioguías de cocina en tiempo real con un paso a paso de lo que tenemos que hacer. Es la idea detrás de Breaking Eggs: An Audio Guide to Baking.
  9. Rockin’ 1000, una banda de mil músicos que, al mismo tiempo y en el mismo lugar, tocan covers increíbles.
  10. Un zarpado mapa de Reddit.
POEMA DE LA SEMANA

La voz

Hay una voz dentro tuyo
que te susurra todo el día,
"Pienso que esto es bueno para mi,
pienso que esto es malo".

No hay maestro, predicador, pariente, amigo
o sabio que pueda decidir
qué es bueno para vos - solo escucha a
la voz que habla dentro tuyo.

– Shel Silverstein

Outro

Hola, amis. ¿Cómo estás? Yo terminando mi semana de “vacaciones”. Digo entre comillas porque, como te dije la semana pasada, tenía planeado irme a Misiones pero terminé quedándome en Buenos Aires por las nuevas medidas de confinamiento. Fue una semana relativamente tranquila, así que no me puedo quejar.

Estuve haciendo bastante ejercicio en casa gracias al groso de Fausto Murillo, uno de los youtubers que te dan clases de aeróbico más famosos que hay dando vueltas. Además me compré un elástico de resistencia que me permite hacer musculación pero en casa y sin pesas. Me hubiera comprado unas pesas, pero después no sé dónde meterlas en el departamento. Compré el elástico porque pensé que el confinamiento iba a durar más, sinceramente, pero desde mañana ya volvemos a como estaba antes y puedo volver al gimnasio al aire libre. No creo que sea la última vez que nos guarden, así que no viene mal tenerlo.

¡Hago un nuevo newsletter! Es para la empresa Patagonian, una compañía que desarrolla productos tecnológicos muy copada. Va a salir una vez por mes y en él voy a desarrollar un artículo relacionado, de alguna manera, a la tecnología. En el primero escribí sobre NFTs. Si querés recibirlo, podés registrarte acá.

La semana pasada pedí recomendaciones de libros y me contestaron un montón de lectores que son unos genios absolutos, así que ahora tengo una lista inmensa de posibles lecturas. Si fuiste uno de ellos, anque ya te contesté, te doy las gracias públicamente. Y si no me escribiste pero querés hacerlo ahora, espero tu correo con ansias.

Estoy pensando si usar esas recomendaciones para ponerlas acá en observando la semana que viene así no solo yo aprovecho todo ese amor por los libros que me enviaron en forma de respuesta a la edición anterior. Ya veré cómo lo hago.

Como te digo todos los domingos, podés ayudarme aportando a observando, comprándome un cafecito o simplemente compartiendo el newsletter en tus redes sociales.

Espero que estés bien, considerando el mundo está prendido fuego mal.

Gracias por leerme,

Axel

 

¿Querés modificar la manera en la que recibís observando?
Podes actualizar tus preferencias o desuscribirte.