Copy
Ver en el navegador
Por Axel Marazzi

1. Stutz

Si cerráramos los ojos y nos imagináramos durante unos segundos que somos una estrella de Hollywood probablemente en lo último que pensaríamos es en problemas. Si alguien imagina la vida de un rockstar, de una superestrella absoluta que es conocida en todo el mundo, que es multimillonario, estaremos imaginando una vida perfecta, sin inconvenientes, repleta de bienestar.

Pero si nos alejamos un poquito y vemos la película completa nos damos cuenta que eso no existe. Todos, en algún punto, sufrimos sin importar demasiado nuestra fama o fortuna.

Por suerte hay personas que pueden ayudarnos en el camino. Gente que estudió para escuchar y para darnos las herramientas que, después de mucho trabajo y esfuerzo, permitan resolver nuestros problemas. Hacernos aceptar que la vida es empezar a disfrutar el proceso, el recorrido, y no solo la meta.

Hacía rato que me venía cruzando a personas recomendando Stutz, un documental que tiene como protagonista al terapeuta del actor Jonah Hill. Y como la propuesta me parecía muy interesante decidí darle play.

Hill, atormentado durante toda su infancia por haber crecido con sobrepeso y en el centro del huracán de Hollywood –donde todos le recordaban constantemente que era gordo–, tuvo una infancia dura y depresiva que no permitió que se aceptara como era, que disfrutara de los momentos que estaba viviendo y que lo hacían recluirse sin poder levantarse a la mañana.

Llegó así, arrastrándose y alejándose de todos, hasta que cumplió alrededor de 30 años. En esa época fue cuando conoció a Phil Stutz, el terapeuta que rápidamente se convirtió en una de las personas más importantes de su vida.

Stutz es un pelado lungo y gracioso con Párkinson que no solo le dice te quiero a su paciente –y su paciente a él– sino que se caga de risa constantemente y hasta le hace jodas –como la clásica “me bajé a tu vieja, Jonah”–. Y Stutz le cambió tanto la vida a Jonah que el actor decidió hacer una película no solo sobre su vida, sino sobre su método. De las herramientas que desarrolló el terapeuta a lo largo de su vida para ayudar a sus pacientes.

Quería extender y mostrarle al mundo esa herramientas que Stutz le dio a él y que le permitieron volver a la vida. Volver a despertarse y tener ganas de salir de la cama a la mañana sin el sufrimiento que lo acompañó durante tanto tiempo.

Stutz es una película sobre aceptar el dolor, sobre entender que la vida no es evitarlo sino enfrentarlo, sobre la certeza de la incertidumbre y sobre el trabajo constante y duro. Sobre cómo la vida es, por momentos, una mierda absoluta en la que hay que nadar con todas las fuerzas para poder salir, pero que en otros es preciosa y acogedora.

2. C. Tangana

Hasta hace algunos meses pensaba que me encantaba la música que hacía C. Tangana. Es lógico. Después de todo había visto su Tiny Desk unas, sin exagerar, 100 veces. Me parece uno de los mejores junto con el de Mac Miller, el de Anderson .Paak y el de Tyler, The Creator.

Por eso cuando anunciaron que tocaría en el Movistar Arena corrí con Maca y unos amigos a comprar entradas. Pero una vez que las saqué me di cuenta que nunca había escuchado sus discos. Pensaba, erróneamente, que serían como el Tiny Desk.

No solo no lo eran, sino que muchos de sus temas, no todos pero sí la mayoría, no me interpelaban. Como las entradas eran bastante caras, por un momento me arrepentí de haberlas comprado, pero con el tiempo dejé ir ese sentimiento y me dije que siempre hay cosas para rescatar de un show de un artista internacional. Algo, seguro, me llevaría de la presentación.

Viste que si en algo soy experto en es equivocarme. Salí absolutamente alucinado. Mal.

Hacía un montón de tiempo que no veía no solo una puesta en escena tan espectacular, sino un show del estilo. La propuesta, completamente diferente, fue algo así como un recital teatralizado. Pero como el concepto probablemente no exista, te cuento: la protagonista no solo fue la música, sino también las actuaciones que fueron acompañando todo el show. Una obra de arte que miles de personas tuvimos la fortuna de poder aprovechar en vivo.

Fue como si estuvieran grabando una película durante la presentación. Con actuaciones y movimientos ensayados incontables veces que, a lo largo del show, va contando una historia acompañada por la música. No me parecería extraño que, en algunos meses, veamos la creación de una especie de film a partir de los shows que vaya a dar C. Tangana durante el tour. De hecho Sin cantar ni afinar, como se llama la gira, tiene un opening y cierre como, justamente, una película.

La mesa del Tiny Desk, que disfruté durante tanto tiempo a través de YouTube, estuvo presente. No figurativamente, sino literalmente. La mesa, los adornos y las personas que formaron parte de esa grabación fueron protagonistas del show. El flamenco, a través del cual Pucho formó sus bases y que más tarde mezclaría con sus versos rapeados, las baladas y una fuerza sobre el escenario que me hipnotizó, me hizo bailar, saltar y hasta poguear un poco, también fueron parte de una de las experiencias artísticas más lindas e inolvidables a las que fui en mi vida.

Colaborá con observando

Si te gusta lo que hago, podés colaborar con observando suscribiéndote con tarjeta de crédito, con tarjeta de débito o, si estás fuera de Argentina, a través de Patreon o PayPal. Vas a estar ayudándome mucho.

3. Intoxicado

Esta semana viajé a Misiones y, por más que fuera un viaje corto de solo algunas horas, preparé todo para que aburrirme, de no poder dormir en el avión, sea imposible. Cargué los AirPods (es la primera vez que viajo con noise cancelling y es de las mejores cosas que me pasaron porque los llantos y charlas alrededor prácticamente desaparecieron), agarré mi librito, descargué listas de música y me bajé Intoxicado, un nuevo podcast que cuenta la vida, a muy poco del comienzo del juicio oral, de Pity Álvarez.

Pity fue uno de los últimos rockstars que dio la música en la Argentina. Fue él quien hizo del rock barrial un mito, quien logró, a través de una mirada profundamente sensible, plasmar la vida de los suburbios de Buenos Aires, donde el hambre, la falopa, la falta de dinero, y la muerte es moneda corriente. En esos barrios no existe la ley y, de existir, no es la ley que tenemos en mente, porque es una absolutamente corrupta que permite que todas esas cosas sucedan.

Pity pasó de ser ese tipo que le había dado voz a personas que son olvidadas por el sistema a estar preso por matar a un vecino después de una discusión que escaló más de lo que, en principio, parecía demasiado pero que, después de escuchar el podcast y la historia detrás de ese asesinato, resulta prácticamente obvio. Porque para Pity era matar o morir. No había otra.

Esa es una parte de la historia que se cuenta en Intoxicado. El resto es cómo el sistema no puede ayudar a esas personas. Ni a él ni a todo el resto que, culpa de la adicción, terminan alejándose de toda razón.

Si te interesa conocer no solo la historia de uno de los músicos más importantes que tuvo el país, entender cómo se vive en la periferia de la Argentina, y el sufrimiento no solo de los protagonistas, sino también de sus seres queridos, Intoxicado es por donde deberías ir.

QUOTE

"Una vida en la que se cometen errores no solo es más honorable sino más útil que una vida dedicada a no hacer nada".

— George Bernhard Shaw

Otros enlaces

  1. Esta semana falleció George Lois, una de las personas que cambió el diseño editorial de las revistas. Lois fue el director de arte que llevó adelante la creación de las portadas de Esquire en la década del 60. Su trabajo es único.
  2. Berlín antes y después del muro.
  3. The Marginalian, que nació de la mano de Maria Popova como Brain Pickings y evolucionó para convertirse en lo que es hoy, cumplió 16 años y da 16 lecciones que aprendió en este tiempo. Genia y norte.
  4. Parece que meditar reduce el estrés tanto como algunos antidepresivos.
  5. Acá 11 herramientas que usan inteligencia artificial y que son muy útiles: desde una que te mejora fotos viejas y pixeladas hasta DALL-E 2.
  6. ¿Viste que los Discover Weekly de Spotify son geniales? Bueno, los de Madsounds hicieron una extensión para la plataforma que te hace un Discover Daily.
  7. Una cuenta de Instagram preciosa que tiene la intención de celebrar la vida tranquila y la simplicidad. Transmite muchísima paz.
  8. Una cuenta de Twitter llamada Shit Duolingo Says. Bastante autoexplicativa.
  9. ¿Cómo que nunca viste a un bebé elefante molestar a un periodista?
  10. Lo mejor que podés hacer con un perro y una silla con rueditas.
POEMA DE LA SEMANA


Cómo no ser perfeccionista

Las personas son vivaces
y pequeñas
y no viven
demasiado

– Molly Brodak

Outro

Hola, ser del bien, ¿cómo estás? Yo bien, aunque un poco retrasado, como quizás te diste cuenta. Es que pasé una semana en Misiones porque fuimos a visitar a los padres de Maca. Yo seguí trabajando como desde casa, pero no me dio tiempo a terminar con la edición, así que pido disculpas por eso.

El viaje fue espectacular. Si bien trabajé como siempre el hecho de hacerlo desde otro lugar, con otro aire y paisaje renueva sin dudas. De solo ver ese verde selvático, la tierra roja preciosa que para ellos es convención pero que a mí no me deja de sorprender, es increíble. Más considerando que el último libro que terminé, Las que vencen, y el que estoy leyendo en este momento, Nuestra parte de noche, transcurren, en parte, en ese suelo misionero. Sentía una especie de conexión mágica que no me había pasado en mis visitas anteriores.

Cambiando de tema radicalmente, no sé si te enteraste pero la KEXP, una de las radios indie más interesantes del mundo, pasó por Argentina y llevó a varias bandas nacionales, algunas que vienen creciendo mucho y otras ya muy establecidas, al CCK. Entre esas bandas están las Fin del Mundo, un grupo post rock muy volador que, por momentos, me recuerda a Explosions in The Sky y que tiene temazos. Hacía rato que no me emocionaba con una canción como me pasa con “La Noche” o con “El Próximo Verano”. Quizás te guste tanto como a mí.

Bueno, vamos llegando al final y, como siempre, si bien recibir observando es gratis, mantenerlo no está ni cerca de eso (de hecho estoy viendo de pasarme a alguna otra plataforma de envío de correos que no sea Mailchimp porque me está costando más de lo esperado culpa del tema dólar), así que si querés aportar a la causa, podés hacerlo mensualmente a través de una suscripción, comprándome un cafecito o simplemente recomendándolo en redes sociales.

Como verás, no hice alusión a nada relacionado al Mundial. Es adrede.

Hasta dentro de dos semanas.

Axel

¿Querés modificar la manera en la que recibís observando?
Podes actualizar tus preferencias o desuscribirte.