Copy
Ver en el navegador
Por Axel Marazzi

1. El asistente de Hemingway

En la primavera de 1934 Arnold Samuelson era un pibe de 22 años que se había recibido de periodista en la Universidad de Minnesota. Después de haberse rehusado a pagar 5 dólares para hacer el trámite para que le entregaran el título decidió empacar su violín y viajar por Estados Unidos. Vendió algunas de esas historias de viaje al Minneapolis Tribune y en una de sus lecturas se topó con el cuento de Hemingway, titulado One Trip Across.

A Samuelson le voló tanto la peluca el cuento de Hemingway que decidió hacer dedo por más de 3.000 kilómetros desde Minneapolis hasta Florida para conocer al autor. “Era un sinsentido, pero un vagabundo de 22 años durante la Gran Depresión no necesitaba de sentido para hacer las cosas”, escribió Samuelson más tarde.

Así fue que mientras la mayoría de los vagabundos migraban hacia el norte, Samuelson decidió ir hacia el sur primero a dedo y después colándose en un vagón de carga de un tren que lo llevó hasta Key West. Así fue como llegó a una Florida que pasaba, como la mayor parte de Estados Unidos, por graves problemas económicos. Las fábricas de cigarrillos, motor económico de esa época en la región, habían cerrado y conseguir trabajo era prácticamente imposible. Así fue como se fue a dormir, la primer noche y usando su violín como almohada, al muelle. La brisa del océano mantenía a los mosquitos alejados, pero no a los policías. Uno lo despertó y lo invitó a dormir en la cárcel. Al otro día lo soltaron y fue en ese momento cuando se fue a buscar a Hemingway.

Así describió ese momento:

Cuando toqué la puerta principal de la casa de Ernest Hemingway en Key West, él salió y se paró en frente mío esperando a que hablara. No tenía nada para decir. No podía recordar una palabra de mi discurso preparado. Era un hombre alto, de caderas estrechas y hombros anchos, y estaba de pie con los pies separados y los brazos colgando a los lados. Estaba ligeramente agachado hacia adelante con su peso sobre los dedos de los pies, con el aplomo instintivo de un luchador listo para golpear.

Después de algunos segundos de quedarse callado, Hemingway le preguntó qué quería y él le contestó que había viajado desde Minneapolis hasta Florida haciendo dedo porque había leído One Trip Across y que quería conocerlo, que le enseñara a escribir.

El consejo es el que Hemingway daría en muchas oportunidades: "No escribir todo de una vez, no quedarse seco. Deja un poco para el día siguiente".

Cuando todavía te va bien y llegas a un lugar interesante y sabes lo que va a pasar a continuación, es el momento de parar. Dejálo en paz y no pienses en eso; dejá que tu subconsciente haga el trabajo. A la mañana siguiente, cuando hayas dormido y estés fresco, volvé a escribir lo que escribiste el día anterior. Después pará en otro punto alto de interés. De esa manera, cuando termines, tus textos van a estar llenos de lugares interesantes".

Además, le recomendó que leyera a autores que ya hubiesen muerto y que hayan sobrevivido al paso del tiempo, que no leyera a sus contemporáneos. Le preguntó qué le gustaba leer y Samuelson respondió que disfrutaba de los libros de Robert Louis Stevenson o de Henry David Thoreau. Le preguntó si había leído War and Peace de Tólstoi. Samuelson le dijo que no y Hemingway le respondió lo acompañara a su estudio porque le iba a hacer una lista de libros que él consideraba que debía leer. Esta es la lista:

  • The Blue Hotel de Stephen Crane
  • The Open Boat de Stephen Crane
  • Madame Bovary de Gustave Flaubert
  • Dubliners de James Joyce
  • The Red and the Black de Stendhal
  • Of Human Bondage de Somerset Maugham
  • Anna Karenina de Leo Tólstoi
  • War and Peace de Leo Tólstoi
  • Buddenbrooks de Thomas Mann
  • Hail and Farewell de George Moore
  • The Brothers Karamazov de Fyodor Dostoyevsky
  • The Oxford Book of English Verse
  • The Enormous Room de E.E. Cummings
  • Wuthering Heights de Emily Bronte
  • Far Away and Long Ago de W.H. Hudson
  • The American de Henry James

Además, le dio una copia de una recopilación de cuentos de Stephen Crane y otro de A Farewell to Arms, de su propia autoría. En relación a su libro le pidió si podía devolvérselo después de terminarlo. Samuelson, que pasó otra vez la noche en la cárcel porque no tenía dónde dormir, lo terminó y se lo llevó al otro día.

Lo que pasó a continuación fue de película: Hemingway le dijo que había comprado un barco y que necesitaba que alguien durmiera en él para cuidarlo. Le preguntó si quería el trabajo. Samuelson respondió que sí y así fue como empezó una relación que duró un año en la que el pibe de Minneapolis se convirtió en su asistente. Sus viajes a Cuba, sus paseos de pesca y su relación con Hemingway la dejó plasmada en un libro, llamado With Hemingway: A Year in Key West and Cuba, donde contó sus memorias.

2. The Spy

Soy fan de las series y películas de espías que están bien hechas. Me encanta la trilogía que cuenta la historia de Jason Bourne, amé las primeras temporadas de Homeland antes que Carrie se vuelva full psycho y cague toda la serie, y disfruté bastante Killing Eve. Así que cuando Valen me recomendó The Spy, una serie que cuenta la historia de Eli Cohen, el espía israelí más importante de la historia que se metió hasta las profundidades del régimen Sirio, no dudé en verla.

Lo que sí me hizo dudar es su protagonista: Sacha Baron Cohen. No disfruto su humor. De hecho la segunda película de Borat la dejé por la mitad aburrido sin haberme prácticamente reído durante todo el film. Imaginaba que ver un drama protagonizado por un humorista como es Sacha no me iba a atraer. Pero al tener una trama tan llamativa y estar basada en una historia real, decidí verla. Por varios motivos es espectacular.

El principal es que al mostrarte la historia real de Eli el show presenta no solo la parte interesante de ser un espía que solemos ver en las películas y series del estilo, sino también los desventajas: dejar a tu familia, sufrir la separación, vivir dos vidas como si fueran propias. La otra es que es realmente sorprendente lo groso, pero lo inmensamente groso que era este tipo y el increíble trabajo que hizo como espía.

Es una miniserie de solo seis episodios que se ven a la velocidad de la luz. Sin dudas prefiero al Sacha Baron Cohen protagonizando dramas.

Colaborá con observando

Si te gusta lo que hago, podés colaborar con observando suscribiéndote con tarjeta de crédito, con tarjeta de débito o, si estás fuera de Argentina, a través de Patreon o PayPal. Vas a estar ayudándome mucho.

3. Sofar Sounds

Sofar Sounds es de esos canales de YouTube, de los que hay decenas pero que no me canso de recomendar porque los amo profundamente. Se trata, estilo Tiny Desk, COLORS, o Mahogany, de un canal donde artistas tocan canciones en vivo.

El proyecto nació en Londres en 2009 como un hobby y poco a poco se fue haciendo más y más conocido. Lo bueno es que tiene versiones locales en diferentes países del mundo, así que no solo podemos escuchar famosos artistas, como Billie Eilish, sino también descubrir otros que, seguro, no conoces, como Manny Walters o Khruangbin. Ojo, no me estoy haciendo el groso “oh, yo los conozco”. No los conocía hasta que descubrí Sofar Sounds.

Hay una versión del Sofar Montevideo de Cardelino que dura 20 minutos filmado en una terraza que es espectacular. También tiene su live la banda Sales que se hizo famosa gracias a que se viralizó una de sus canciones en TikTok. El tema se llama “Chinese New Year” y es el que dice “I see you at the movies”. Si no tenés idea de lo que te hablo es porque ya sos un señoro mayor que nunca abrió TikTok.

4. El 😂 te hará viejo

Si sos de las personas que usa mucho el emoji 😂 tengo algo para decirte: la generación Z, esos pibes que nacieron entre 1997 y el 2012, piensan que sos viejo y nada cool.

El tema es que en las últimas semanas en TikTok se viralizaron una serie de videos donde pibites empezaron a hacer listas de las cosas que caracterizan a las generaciones más grandes y no son para nada cool. Entre los ganadores, además del emoji en cuestión, están también los chupines que, según una piba hay solo tres formas de usarlos correctamente: prendiéndolos fuego, tirándolos a la basura o cortándolos.

¿Por qué consideran que el emoji riendo es de viejos? La explicación es simple: porque lo usamos los viejos y los más chicos no quieren tener relación absoluta con nosotros. Ni siquiera con los emojis que utilizamos. “Uso todo menos el emoji de risa. Dejé de usarlo hace un tiempo porque vi a personas mayores usándolo, como mi mamá, mis hermanos y solo las personas mayores en general”, dijo un pibe de 21 años que entrevistó la CNN.

Lo que me parece más interesante de todo esto es cómo las nuevas generaciones encuentran formas de alejarse de lo que consideran uncool. Y en vez de usar el emoji riendo usan el de la calavera (💀) que es la versión emoji de “estoy muerto” (porque murió de risa).

En mi defensa diré que no uso más chupines pero me siento viejísimo porque el emoji riendo es, literalmente, el que más uso.

5. John Oliver y la próxima pandemia

Todo el tiempo siento que la pandemia está por terminar y que esto se convertirá en un momento complicadísimo en la historia de la humanidad, que recordaremos con tristeza, pero que no volverá a suceder, que será algo único que vivirá el mundo. Es obvio que no es así. La ciencia nos indica lo contrario, expertos están constantemente diciéndonos que tenemos que prepararnos para la próxima pandemia que azotará al mundo y que podría tratarse de un virus mucho más potente que el COVID-19. De hecho desde 1980 los brotes ascendieron de manera notable. Tuvimos el SARS en 2003, H1N1 en 2009, brotes notables de Ébola en 2014, MERS y Zika en 2015 y, obvio, el coronavirus.

El avance de la humanidad en zonas remotas del mundo hace que los animales tengan que buscar nuevas maneras de adaptarse, de vivir o en las ciudades o cerca de ellas y esa cercanía entre los humanos y esos animales hace que todo termine en problemas.

En esa temática, la próxima pandemia, se metió John Oliver en su último video. Allí entrevistó a varios especialistas que explican por qué si bien el coronavirus es algo sobre lo que preocuparse, lo que podría venir a continuación podría todavía ser más brutal. De hecho, uno de los expertos cuenta cómo hay virus actualmente circulando en la naturaleza que matan entre el 60 y el 70% de los humanos que infectan.

Y si bien muchos de nosotros probablemente pensamos que la llegada del coronavirus cambiará la manera en la que pensamos nuestro futuro en relación a las pandemias, los expertos son escépticos. Ojalá que en esto sí estén equivocados porque revivir esto que estamos, con suerte, terminando de atravesar, sería brutal. Esperemos que como sociedad podamos ayudarnos a no tropezar otra vez con la misma piedra.

QUOTE

"Cada vez me resulta más difícil divertirme, y cuando ya no consiga ni aburrirme, será el fin".

— Ava Gardner

Compartir

Otros enlaces

  1. Persevera y triunfarás versión wachita andando en skate.
  2. Resulta que gracias a Eli me enteré que Threat Level Midnight, la película que escribió Michael Scott en The Office, se filmó y está entera en el canal oficial del show en YouTube.
  3. Resolvieron el misterio de la flor de la Wikipedia que no paraba de recibir requests de la cual te conté la semana pasada. Solo que no dijeron cuál era la app que enviaba esos requests.
  4. Las 20 computadoras más importantes de la historia.
  5. Gracias a Finde.club llegué a una cuenta de Instagram llamada Crimes Against Shoemanity que muestra zapatos que son un verdadero crimen. El mal gusto puede llegar a lugares insospechados.
  6. Clonan un hurón de pies negros, especie en peligro de extinción en Estados Unidos. Este avance podría introducir diversidad en su población endogámica y amenazada.
  7. ¿Sabes lo que es un mandog? Mirá la sombra.
  8. Poolside FM, una lista de música preciosa chill upbeat ideal escuchar con un Spritz y al lado de la pileta. Nace a partir de la plataforma que recomendé hace tiempo en observando.
  9. Gracias al newsletter de Gauyo me enteré no solo que van a hacer una nueva película del Mortal Kombat sino que ya existe un trailer. No parece tan terrible.
  10. Aumento de sueldo ya para este repositor de supermercado.
POEMA DE LA SEMANA

Dream Song 14

Life, friends, is boring. We must not say so.
After all, the sky flashes, the great sea yearns,
we ourselves flash and yearn,
and moreover my mother told me as a boy
(repeatingly) ‘Ever to confess you’re bored
means you have no

Inner Resources.’ I conclude now I have no
inner resources, because I am heavy bored.
Peoples bore me,
literature bores me, especially great literature,
Henry bores me, with his plights & gripes
as bad as achilles,

who loves people and valiant art, which bores me.

And the tranquil hills, & gin, look like a drag
and somehow a dog
has taken itself & its tail considerably away
into mountains or sea or sky, leaving
behind: me, wag.

– John Berryman

Outro

Hola, corazón de arroz, ¿todo bien?

Semana cortísima, semana de locos. Últimamente cuando hay feriados puente y hay dos días libres en la semana los tres restantes se convierten en días complicadísimos porque tengo que hacer cosas que debería haber hecho esos dos días en los que me dediqué a no hacer nada. Y termina la semana y quedás completamente detonado. Que es más o menos lo que me pasó.

El jueves el Bitcoin pasó la barrera de los 50 mil dólares y el lunes pasado lanzamos un episodio del podcast de CUR!OUS donde tocamos, justamente, el tema de las criptomonedas y la blockchain: cómo funciona, de qué se trata, por qué hay tantas. Intentamos dilucidar hacia dónde vamos. Es cortito, pero creo que logramos explicar algo que muchos no entienden bien y de lo que leemos constantemente.

La historia Arnold Samuelson me dejó limado. ¿Te imaginás ir a decirle a Hemingway “che, loco, sos un groso mal” y terminar viajando con el chabón, uno de los escritores más importantes de la historia, en su barquito? Es tan buena la historia que pensé que era fake, pero no, es posta. Ahora obviamente quiero leer With Hemingway: A Year in Key West and Cuba, pero lamentablemente no se consigue en ningún lado. Y los pocos usados que están a la venta en eBay y ese tipo de sitios salen una fortuna. Fortuna posta para un libro. Tipo 100 dólares.

En fin, que tengas un lindo domingo y una linda semana. Espero que todo vaya bien en tu vida o, al menos, lo mejor posible.

Un abrazo gigante,

Axel

¿Querés modificar la manera en la que recibís observando?
Podes actualizar tus preferencias o desuscribirte.