Copy
Ver en el navegador

observando

Cultura, diseño, internet, tecnología y ciencia

Por Axel Marazzi


Canción de la semana: Future Islands – Time On Her Side

1. Rompan todo

La música me acompañó toda mi vida. Tengo todo tipo de anécdotas que están ligadas, de alguna manera, a algunos temas en particular. Son esos momentos que recodas apenas empieza a sonar una canción en particular. Algo como lo que nos pasa a todos cuando arranca “Lust for Life” de Iggy Pop. Nadie no piensa en el comienzo de Trainspotting cuando escucha ese temazo. Lo mismo me pasa a mí, y probablemente a vos, con otras decenas de canciones.

Pero siempre tuve un problema muy idiota con la música: no escuchaba bandas en español. La única banda que seguí de chico que era de Argentina era Fun People. Y los motivos eran obvios. Además de la lógica retórica antisistema que muchos perseguimos cuando somos niños, desde su nombre hasta sus canciones rozaban lo internacional. Con el tiempo me di cuenta que no escuchar música en castellano era de terrible pelotudo porque tenemos joyas únicas, sobre todo en Argentina. Cerati, Soda, Charly, Spinetta –a quien todavía no le termino de encontrar la vuelta–, Fito, a quien empecé a querer gracias a mis compañeros del club de lectura, Babasónicos, Los Redondos y una lista eterna de artistas que son únicos y tienen una poesía y armonías preciosas.

Pero todavía me falta muchísimo para conocer sobre la música que marcó las bases de lo que es el rock latinoamericano y por ese motivo me vino tan bien el nuevo documental de Netflix llamado Rompan todo que viene, justamente, a contar cómo empezó el movimiento rockero en el continente y fue evolucionando hasta convertirse en lo que es hoy.

Se trata de una serie documental que arranca con las bandas que empezaron haciendo covers de temas de bandas estadounidenses y recorre el camino hasta llegar a la actualidad con entrevistas a artistas que formaron parte de Sumo, Soda, Los Redondos, Café Tacvba o Aterciopelados, entre muchísimos otros.

En Twitter, dónde más sino, se armó una especie de polémica porque Gustavo Santaolalla es uno de los productores del documental y, a lo largo de los episodios, se lo presenta como el gurú que descubrió a las más importantes bandas de todo el rock en español además de haber formado parte de Arcoiris, una de las agrupaciones precursoras del rock en Argentina. La verdad que es extraño que alguien que se encargó de realizar el documental aparezca tirándose tantas, pero tantas, tantas, flores, pero no deja de ser una de las personas más importantes que tuvo, tiene y tendrá el rock en castellano.

 

Colaborá con observando

Si te gusta lo que hago, podés colaborar con observando suscribiéndote con tarjeta de crédito, con tarjeta de débito o, si estás fuera de Argentina, a través de Patreon o PayPal. Vas a estar ayudándome mucho.

2. La mecánica del duelo colectivo

Como saben quienes estén suscriptos hace tiempo, soy seguidor de The Red Hand Files, newsletter que escribe el gran Nick Cave. Una nueva de sus entregas me llegó tanto que quise, otra vez, traducirlo.

¿Cómo es tu confinamiento?

Querido Tobias,

En muchos sentidos el confinamiento se sintió familiar, como si lo hubiera experimentado antes. Estimo que esto no debería ser una sorpresa considerando que fui un adicto a la heroína por muchos años y eso viene con la adicción. También estoy familiarizado con la mecánica del duelo. El duelo colectivo funciona de una manera inquietantemente similar al duelo personal, con su oscura confusión, profunda incertidumbre y pérdida de control. Para mí, el encierro se siente como una versión ordenada por el estado de más de lo mismo: una formalización del tipo de comportamiento ermitaño al que siempre he estado predispuesto. Pero a pesar de ver la devastación y la angustia causada por la pandemia, que se llevó la vida de personas cercanas a mí y de muchos que me han escrito, me ha ido bien.

Estoy sorprendido, sin embargo, en darme cuenta cuán difícil se me hace no tocar en vivo. Llegué a la conclusión de que soy esencialmente una cosa que hace tours. Hay un anhelo terrible y tengo la sensación de estar viviendo una vida a medias. Extraño la emoción de subir al escenario, la emoción de la actuación, donde todas las demás preocupaciones se disuelven en una pura interrelación animal con mi público. Extraño la entrega total al momento, la pérdida de uno mismo, lo físico de todo, el frenesí del amor comunitario, la religión, el glorioso intercambio de fluidos corporales. Cómo lo extraño. Por mucho que sentarme detrás de mi escritorio me pueda brindar alegría –y la imaginación puede ser un lugar estimulante e incluso peligroso–, anhelo el abandono desenfrenado de la actuación en vivo.

Sea como sea, como prometí, me metí en el estudio para hacer un álbum.

Se llama Carnicería.

Con amor, Nick.


3. Juzga mi gusto musical, robot del mal

Hace unos días se viralizó en Twitter una webapp preciosa que usa la inteligencia artificial y el humor para mostrarnos cuál es nuestro gusto musical. Básicamente lo que hace después que le das acceso a tu cuenta de Spotify es analizar lo que escuchamos en los últimos tiempos y nos revela cuáles son nuestras bandas y canciones favoritas pero con mucha gracia.

Esto es lo que me dijo a mí y, para ser sincero, la pegó bastante:

> Your spotify was motherfucking-starboy-landslide-on-repeat-music-on-dramamine bad.

You listen to these tracks too much:

  • LUZ Y FUERZA by FERMIN
  • La Rueda Mágica - En Vivo by Fito Paez
  • Plug del Sur (Live) by Lisandro Aristimuño
  • Dreams - 2004 Remaster by Fleetwood Mac
  • Los Años Futuros by 1915

You stan these artists to an uncomfortable extent:

  • Bandalos Chinos
  • Lisandro Aristimuño
  • Luca Bocci
  • Babasónicos
  • Mac DeMarco

Quote

"Jamás pienses que una guerra, por necesaria o justificada que parezca, deja de ser un crimen".

– Ernest Hemingway, Por quién doblan las campanas

Compartí la frase en Twitter

Otros enlaces que podrían interesarte

  1. Los grosos mal de Bloomberg todos los años hacen lo que ellos llaman Jealousy List, que son artículos espectaculares que fueron publicados en otros medios. Acá la del 2020.
  2. Unusual: un sitio que cura apps copadas para iOS.
  3. Un longform sobre newsletters y cómo su resurgimiento es precioso.
  4. Oldie but goodie: “I Was A Cable Guy. I Saw The Worst Of America” es un texto único donde el protagonista, un empleado del servicio técnico de una compañía de cable, cuenta lo que vivió visitando diferentes hogares de Estados Unidos arreglando.
  5. Agustín Eme recomendó las series del año.
  6. Un documental de The New Yorker donde cuentan la historia de Eddy Goldfarb, quien tiene 99 años y es el inventor de más de 800 icónicos juguetes.
  7. Ahora que arranca el año quizás sirva: consejos para ser más productivo.
  8. La mujer más aislada del mundo está tan aislada que ni siquiera se enteró de la Segunda Guerra Mundial.
  9. La historia de cómo nació youtube-dl, un programita que a través de la línea de comando permite bajar videos de YouTube, es increíble.
  10. La inteligencia artificial de Open AI ya puede generar imágenes a partir de frases como “un sillón con forma de aguacate”.

+ Outro

Hola, amiguite querido, ¿cómo arrancó ese 2021? Yo super.

Esta semana terminé la tercera temporada de Cobra Kai, la mejor peor serie que vi en mi vida. Unas actuaciones que no podrían ser peores pero que, de alguna manera, eso te engancha y te hace querer a los personajes. Son tan, tan malos que querés apoyarlos de alguna manera. Además apela a la nostalgia constantemente. Si fuiste una de las personas que vio Karate Kid 251 veces, probablemente es una serie que te va a divertir muchísimo. Se está yendo para cualquier lado y por como terminó se viene otra temporada. Anda a saber cuándo.

El viernes que viene me voy de vacaciones. No tengo claro si saldrá observando la semana que viene porque tengo que terminar de preparar muchísimas cosas. Quizás lo deje para la vuelta. Mejor no hacer nada en vez de hacer algo rápido para solo con el fin de sacar algo. Espero que me sepas entender. Voy a estar dos semanas en Mar del Plata intentando escaparle a la gente lo máximo posible. Vamos a ver si me sale. Sí, ya sé que no elegí el mejor destino posible para eso.

Esta semana cumplí 35. Ya estaría bien con el tema de sumar años, ¿no? ¿No puedo volver a los 25?

No hice nada del otro mundo. Cené con mi familia y al otro día me tomé unas cervezas en un bar con unos pocos amigos. La realidad es que no me gusta festejar. De hecho todos los años suelo irme a la costa a pasarlo o con pareja o con uno o dos amigos. La idea es escapar de la casi obligación que hay de hacer un festejo. Pero como me voy a la costa la semana que viene, era medio una locura irme también esta semana de mi cumpleaños. En fin, uno más.

Terminé La hija única de Guadalupe Nettel. Me encantó. Voy a dejar la reseña para cuando vuelva. Además empecé ¿Vos me querés a mí?, de Romina Paula. Leí hace poco Agosto de ella, del que hablé acá en observando. Ya leí unas pocas decenas de páginas. No estoy seguro, pero siento que no me va a gustar tanto como Agosto. Ya te contaré.

Me llevo a la costa también Stoner, de John Williams, y Los llanos, de Federico Falco. Vamos a ver qué onda esos también.

Como siempre, si querés colaborar con observando podés suscribirte, podés comprarme un Cafecito así uso el dinero para aumentar el tamaño de mi biblioteca o podés hablar del newsletter en tus redes sociales o con tus amigos para que lo conozca la mayor cantidad de gente posible.

Te dejo. Te vuelvo a escribir dentro de unas semanas.

Te mando un abrazo y espero que encuentres refugio en una pileta o en el mar en playas sin demasiada gente.

Gracias por estar del otro lado.

Axel

¿Te gusta observando? Recomendalo en Twitter
¿Querés modificar la manera en la que recibís observando?
Podes actualizar tus preferencias o desuscribirte.