Copy
Ver en el navegador

observando

Recopilación de links que podrían interesarte

Por Axel Marazzi


Canción de la semana: Ya es tarde – NAFTA

1. Coronavirus, Explained

Los de Vox hacen todo bien. Fueron los que, junto con Netflix, crearon Explained, una serie documental de episodios de 25 minutos que tiene dos temporadas y toca temas que van desde los cultos a la inteligencia animal pasando por los piratas o el futuro de la carne, entre muchos otros. Lo interesante es que, entre esos episodios, hay uno que despertó un interés espectacular en las últimas semanas. El capítulo se llama The Next Pandemic y si bien fue lanzado cuando el SARS-CoV-2 todavía no era un problema a nivel mundial y nadie sabía de su existencia, lo que cuentan los expertos que podía llegar a pasar es tal cual a lo que estamos viviendo. No porque sean unos futurólogos que la pegaron, sino porque lo que está sucediendo era esperable. Hay una frase de ese episodio de una experta que se me quedó grabada que dice algo así como: “Hay tres cosas que son seguras que van a suceder: los impuestos, la muerte y una pandemia”.

Y trabajando a contrarreloj ahora Vox y Netflix hicieron un especial sobre el coronavirus que entra en la saga Explained y fue lanzado hace solo días. El episodio empieza no solo explicando cómo algunos líderes a nivel mundial, como Donald Trump, Jair Bolsonaro, Boris Johnson, Giuseppe Con o Hassan Rouhani, dijeron que el problema o estaba controlado o no era tan importante, sino también mostrando algunas de las frases presentadas en The Next Pandemic que ilustran perfectamente cómo todo esto estaba siendo esperado por infectólogos de todo el mundo que entendían que el avance de los humanos en territorios inexplorados harían que virus zoonóticos –esos que se pasan de animales a humanos– volvieran a aparecer. Y digo volvieran porque el SARS en 2010 y el MERS en 2012 fueron dos claros ejemplos de esto.

Lo que hace Coronavirus, Explained es presentar lo que se sabe hasta ahora del virus que está generando la pandemia. Algunas cosas muy obvias para los tiempos que corren, como que lavarse las manos es muy necesario, pero otras que no lo son tanto, como que el COVID-19 es más probable que afecte a hombres o que incluso aquellas personas que son asintomáticas pueden contagiar, a diferencia de lo que sucede con otros virus como el SARS. Uno de los detalles más interesantes del documental es cómo los virus, para poder convertirse en “exitosos” en su cometido, que es contagiar a la mayor cantidad de gente y mantenerse con vida (decir “con vida” es para hacerlo simple porque un virus técnicamente no “vive”) tienen que encontrar un balance casi perfecto entre la capacidad de contagio, de síntomas y de muerte. ¿Por qué el Ébola no mató a tanta gente cuando es increíblemente letal? Porque quienes lo contraen se sienten tan mal que se quedan en sus hogares y mueren ahí sin tener la posibilidad de contagiar a muchas personas. Pero además contesta preguntas interesantísimas: ¿Qué hubiera pasado si China hubiese empezado el aislamiento tres semanas antes? ¿De dónde surgen estos nuevos virus y cómo? ¿Por qué los mercados húmedos –donde hay animales vivos– que son famosos en algunas regiones de Asia deberían desaparecer? Éstas son solo algunas.

Espero que después de todo esto, de entender lo que puede generar no escuchar a científicos que tienen datos claros de lo que puede pasarnos a futuro como los tuvieron antes del SARS-CoV-2, empecemos a escucharlos más e invertir lo necesario para poder estar mejores preparados ante la próxima pandemia que, ahora sabemos, puede llegar en cualquier momento y cambiar nuestras vidas de maneras inimaginables.

Y así como me quedó grabada una frase de la que podríamos decir que fue la primera parte de este documental, de esta segunda parte probablemente me quede grabada otra: “La madre naturaleza es la mejor bioterrorista”.
 

2. Nadie sabe cuándo va a terminar la pandemia

Muchos estamos haciendo cuentas y pensamos que, más temprano que tarde, la vida que estamos llevando de no poder salir a la calle ni hacer nada de lo que eso implica, como ver a amigos o parientes, salir a comer, a tomar algo, a correr o pasear, va a terminar. Si bien espero que así sea, desde la ciencia lo que dicen es que nadie lo sabe. Hay estimaciones. Se piensa que la vacuna puede estar en un año o año y medio e incluso hay avances que sorprenden, pero la realidad es que no hay un roadmap establecido. De hecho, si alguien dice fechas de cuándo piensan que todo terminará, la respuesta es simple: están mintiendo.

Está claro que las fechas son reconfortantes. Es tranquilizador saber que en una cantidad de tiempo determinado podremos salir a tomar algo nuevamente o a correr o a tirarnos en el pasto en la plaza con un amigo. Es mucho más reconfortante pensar en el futuro como el pasado que vivíamos hace solo algunas semanas que en el aislamiento que atravesamos en la actualidad. Pero una cosa es que nos tranquilice y otra muy diferente que sea una realidad. Incluso, la pandemia no terminará cuando los locales o las escuelas vuelvan a abrir. Incluso en ese momento podrían verse aumentos en los contagios y, lamentablemente, los muertos. De hecho, es lo que está pasando en algunos lugares de China.

Hay algunos caminos que pueden llevarnos, de alguna manera, a algo parecido a la victoria, pero esos caminos llevarán a ningún lugar similar al que existía antes de la cuarentena. Ese camino se desmalezará en solamente un momento: cuando la ciencia logre avanzar encuentre o tratamientos seguros o una vacuna.

Como escribió Mary Beth Griggs en The Verde, tenemos que pensar en este año –o incluso el próximo– como un año de reconstrucción, no en un año de ganancia. Lo mejor que podemos hacer es entender que no solo no sabemos cuándo vamos a salir de esta, sino que va a costar hacerlo.
 

3. La riqueza, a escala

Jeff Bezos es la persona más rica del mundo. Tiene u$s 139.000 millones. Es mucho. Muchísimo. Pero es un número tan grande, tan casi conceptual, por decirlo de alguna manera, que es prácticamente imposible imaginarlo. Por ese motivo me pareció tan interesante lo que hizo el programador Matt Korostoff que llamó 1 pixel wealth. Lo que hizo Korostoff es básicamente contextualizar de una manera increíble cuánto dinero tiene no solo Bezos, sino las 400 personas más ricas de Estados Unidos que, en total, tienen 2.960 millones de millones.

El programador muestra qué se puede hacer con esa plata. Ni siquiera con toda, sino con una parte ínfima. Con el 3% de esos 2.960 millones de millones se podría testar a cada persona de Estados Unidos por coronavirus o erradicar permanentemente la malaria que, detalle, no solo mata a muchísimas más personas que el coronavirus sino que afecta mucho a niños. ¿Y qué se puede hacer con el 8% de esa plata? Brindarle acceso a agua potable y a inodoro a todas las personas del mundo. No leíste mal: A-TODAS-LAS-PERSONAS-DEL-MUNDO.

Soy la persona menos zurda que conocen y más pro-capitalismo. Pero pienso muy similar a algo que dice Korostoff en 1 pixel wealth: “Ningún ser humano necesita o merece tanta riqueza”.
 

4. Salvatierra, de Pedro Mairal

A Mairal lo leí hace tiempo. Como la mayoría, entré a su mundo a través de La Uruguaya, que es un libro que me pareció alucinante. De hecho, siento que conozco Montevideo gracias a esa novelita. El que te diga que no se puede viajar con un librito miente rotundamente. Pero después me olvidé de él porque sacó Breves amores eternos, que es de cuentos, y, como quizás ya sepas, no leo cuentos porque soy un gil y no me gustan. La cosa es que hace unas semanas cuando pedí recomendaciones de novelas de autores argentinos en Twitter alguien me dijo que Salvatierra, la novela anterior a La Uruguaya que había sacado Mairal, era tan buena o mejor, así que decidí agarrarlo.

Salvatierra trata sobre el pasado, sobre la vida de un hombre mudo que se dedicó, todos los días de su vida desde los 20 años hasta su muerte, a pintar un solo cuadro compuesto por más de sesenta rollos de tela. La pintura de una vida. Literalmente. Se trata también de la desaparición de uno de esos rollos, del rencuentro y del descubrimiento de los lugares más ocultos de un hombre a partir de las aventuras que viven sus hijos buscándolo.

Al principio parece recopilar la vida de una persona aburrida que no hizo mucho más que pintar su cotidianidad al lado del río, rodeado de pescadores y de tierra roja en un pueblo ficticio llamado Barrancales, ubicado en Entre Ríos, pero poco a poco sus hijos van descubriendo un mundo desconocido que había habitado su padre rodeado de aventuras, infidelidades y misterios. Es un libro cortito, que se lee solo en unos días, y que me encantó. Otra vez Mairal no me decepcionó.

Recomendar observando en Twitter

5. After Life

Aclaración: Si no viste la primera temporada de After Life, quizás quieras saltearte este punto porque tiene leves spoilers.

Hace muy poco hablé sobre la primera temporada de After Life, la serie que Ricky Geravais hizo para Netflix. Si sos nuevo porque llegaste después de eso y no sabés de qué va el show, trata sobre cómo un tipo lleva el fallecimiento de su esposa. Lo hace increíblemente mal y sufre tanto que está constantemente planteándose si suicidarse o no. Es una serie profundamente triste. No tiene golpes bajos, pero es dura por donde se la mire. Por eso dudé bastante en empezar la segunda. Finalmente decidí verla porque, al menos teniendo en cuenta el final con el que había cerrado, iba a ser un poquito más positiva.

En solo 6 episodios de poco más de 25 minutos Gervais lo hace otra vez. Es una serie dura pero preciosa que muestra cómo algunas personas sobrellevan la pérdida y cómo empiezan a curarse ayudando al resto. Quizás esta época de aislamiento, incertidumbre y, para algunos, sufrimiento, no sea la mejor para verla, pero la recomiendo mucho. Es menos desoladora que la primera temporada y solo lloré al final del último capítulo, que no es nada comparado a lo que lloré en la primera.
 

6. Resolver un misterio a través de Twitter

Desde que comenzó la pandemia que vengo viendo que hay contenidos y productos que surgen que son complemente espectaculares. De hecho fue uno de los temas que toqué acá en observando: cómo la gente que habita internet está haciendo cosas con la única finalidad de divertir sin esperar nada a cambio. Algo así como lo que pasaba antes del nacimiento de las redes sociales, donde lo único que empezó a importar desde ese momento es cuántos RTs te dan o followers tenés.

Y esta semana me crucé con una especie de videojuego interactivo hecho a través de Twitter por el comediante Alasdair Beckett-King en el que la audiencia tenía que resolver el misterio de quién había asesinado a un inventor. A través del uso de videos, GIFs, imágenes y videos, el actor se encargó de ir revelando pistas y los detectives, nosotros, íbamos contestando preguntas que llevaban a revelar nuevas pistas. Una obra maestra que llevó el uso de Twitter a un mundo que, hasta ahora, no había visto en la plataforma. Aplausos y ovación para Beckett-King.
 

7. Post Malone + Travis Barker + Nirvana

Desde que empezó la cuarentena que digo que internet se convirtió en un lugar mejor sobre todo por personas que no paran de hacer cosas sin más que divertir al otro o intentar recaudar fondos para luchar contra la pandemia. Y pasó de nuevo. Quienes me conozcan un poco sabrán que soy bastante fan de Post Malone, por ese motivo me puse a gritar cuando me enteré que Posty, junto a Travis Barker de Blink 182, hicieron un show de covers de Nirvana a través de YouTube para recaudar fondos para la Organización Mundial de la Salud.

Tocaron 15 temas, el show duró poco más de una hora, y tocaron temas zarpados como “Come as You Are”, “About a Girl”, “Lithium” o “In Bloom”. Como son unos snobs que se quieren hacer los capos, no tocaron “Smells Like Teen Spirit”. Les fue bastante bien, porque recaudaron u$s 500.000.
 

8. Poolside FM

Esta semana la arranqué con el pie derecho gracias a mi querido amigo Manu Contreras que me pasó un servicio llamado Poolside FM que es completamente espectacular. Se trata de una web –por ahora no tienen app pero dicen que están trabajando en una– que tiene el condimento musical ideal para llevar adelante tu día laboral.

Lo que hace Poolside básicamente es ponerte música lofi upbeat muy cool y buena onda con un diseño retro espectacular que recuerda las primeras versiones de macOS o Windows. El reproductor no solo pone música de manera automática, sino también presenta videos que se reproducen de manera automática con imágenes de gente en la playa siendo felices. No te digo que te van a transportar a esos momentos, pero un poco ayuda a mejorar el humor en una época en la que levantar el humor vale oro.

Para que te des una idea del estilo musical que ponen, es una onda ChilledCow –más conocido la pibita que estudia– pero no tan chill.

Otros links infectados

  1. Inmenso artículo donde se explica qué es lo que pasó entre Seattle y New York: ambos tuvieron los primeros casos al mismo tiempo, pero a una le está yendo increíblemente mal y a la obra bien. Tl;dr: Seattle puso a los científicos a cargo.
  2. Hay que agarrar con pinzas todo lo que tiene que ver con la vacuna contra el coronavirus, pero es interesante el trabajo que están haciendo los científicos del Jenner Institute, en Oxford
  3. China está instalando cámaras en las puertas de los hogares de las personas para que no salgan
  4. Japón es una de las sociedades más tecnológicas que existe, pero su “adicción” al papel es un gran problema a la hora de hacer home office
  5. Bill Gates estuvo en el podcast The Ezra Klein Show y habló largo y tendido en relación al coronavirus y la vida después de la pandemia
  6. El riesgo de un segundo brote: qué nos cuentan los casos del SARS, la gripe A y la gripe española
  7. ¿Cómo será viajar en avión después del aislamiento masivo?
  8. Interesante relación entre los ingresos per cáspita y los casos de COVID-19
  9. QuarentinoMeter: Le ponés la fecha en la que fue la última vez que saliste a la calle y te lleva la cuenta de cuántos días vas. Lo bueno es que no se borra cuando salís, así que volvés a entrar y rápidamente te tira el resultado. Yo voy 48 días.
  10. El secreto del éxito COVID-19 de Alemania: Angela Merkel es una científica

Links para olvidar la pandemia

  1. Como dije la edición anterior, amo los diseños de pasaportes y Maca, lectora de observando, me pasó uno que es completamente espectacular: el de Noruega
  2. Una movida que me parece interesante de analizar: en Instagram muchos influencers directamente están sorteando guita
  3. El nuevo “club nocturno” más exclusivo de Hollywood existe a través de Zoom y tiene password
  4. Así es como 30 personas reaccionan a un letrero en la calle que dice que “empiecen a caminar tontamente”
  5. Qué terrible jugar al beer pong con este tipo
  6. El Museo Británico puso on line la mayor parte de su colección, que tiene más de cuatro millones de objetos
  7. Arte hecho con un palo prendido fuego
  8. ¿Cuántos años tienen los Avengers?
  9. Serena y Venus Williams, Maria Sharapova y Naomi Osaka se juntaron el finde para jugar un campeonato de Mario Tennis en Facebook
  10. Es viejo, muy viejo, pero cuando estoy caído y triste miro este GIF de James Hetfield, el cantante de Metallica, regalándole su gitarra a un fan y se me va todo instantáneamente

+ FUTURO

Esta semana, como todos los viernes, salió una nueva edición de FUTURO. Abrí con una noticia bastante terrible que habla de la importancia del acceso a computadoras y conectividad: hay cientos de millones de chicos que no pueden seguir estudiando porque no tienen ni PCs ni internet. Además, cómo una feature en WhatsApp ayudó bocha a luchar contra las fake news, cómo estamos trabajando varias horas más culpa del home office, le hice algunas preguntas al amigo de la casa Sebastián Bortnik, experto en seguridad informática, y comenté cómo los capos de los activistas de Hong Kong siguen protestando en Animal Crossing, el videojuego del momento.
 

+ Idea Millonaria

Nuevo domingo y nuevo episodo de Idea Millonaria. En este hablé un poco de Salvatierra, de After Life, de cómo Valentín se compró una bicicleta fija para hacer ejercicio durante la pandemia, cómo yo me compré un ukulele para tocar canciones de Beirut –aviso que ya saqué The Penalty–, pasamos recetas de comidas ultra fáciles para hacer en la pandemia, y contestamos preguntas, entre otras cosas. Ya pueden darle play en cualquier app de podcast. Acá les dejo el link a Spotify.
 

+ Bancá observando

Como siempre te digo, si querés podés colaborar económicamente con observando. Yo voy a usar ese dinero para pagar, sobre todo, Mailchimp –que, newsflash, no es nada barato porque está en dolarucos–. Si querés, podés bancar el newsletter a través de Mercado Pago, que usa tarjeta de crédito, podés hacerlo usando otro servicio llamado Mobbex que usa tarjeta de débito o, si estás fuera de la Argentina, por Patreon o PayPal. Y si no te pinta soltar el billeta –ya te voy a agarrar, vos quedate tranqui–, podés colaborar tocando el botón que te dejo acá abajo para recomendar observando en Twitter.

Recomendar observando en Twitter

Gracias por haber llegado hasta acá. Sé que me están quedando un poco largas las ediciones, pero qué importa. Si no puedo salir a la calle al menos aporto mi granito de arena para compartir cosas que me parecen copadas.

Si hay algo que quieras decirme, podés hacerlo contestando este correo. También podés encontrarme en Twitter e Instagram. Si te gustó observando, compartilo y si te gustó mucho, pero mucho mal, podés colaborar con el proyecto.

¿Querés modificar la manera en la que recibís observando?
Podes actualizar tus preferencias or desuscribirte.